lunes, 19 de diciembre de 2011

Peu à peu.

Y, sólo el agua, velas y música pueden calmar mi espíritu que no sabe muy bien como sentirse.
Debate, el pobre, entre lo bueno futuro que es malo para el presente y lo bueno presente que quizá, sea malo para el futuro. Las dudas no le hacen ni pizca de gracia, sumadas al agotamiento físico de un lunes un tanto especial y el agotamiento psíquico del último lunes del trimestre hace, que se derrumbe y sólo una buena ducha pueda calmarlo un poco.
Como ya nos conocemos, acreciento ese punto a favor con unas llamas. Fuego. Ese fenómeno controlado que calienta hasta el recoveco más profundo de mi alma.
Por supuesto, la esencia de todo es mi vida, es por lo que estoy agotada y por lo que sigo viva, por lo que me estreso, por lo que sigo adelante... Esa brisa alentadora que me dice que todo tiene su ethos y es ella quien se encarga de proporcionarlo.
He de reconocer que no necesito mucho para ser feliz, pero cuando no lo tengo, solo estas tres cosas, perfectamente combinadas me hacen ver las cosas de otra manera, de otro color, desde otro punto de vista.

Nami!

2 comentarios:

  1. Me parece muy puro lo escribes, por eso voy a seguirte si te parece bien.
    Porcierto que soy nueva, y no estoy segura de como va esto, de ahí que me tome estas confianzas.
    Un saludo y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  2. Hola,preciosas y profundas letras van desnudando placidamente la pura y agreste belleza de este germinal blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos interminables...

    ResponderEliminar