martes, 12 de enero de 2010

¡Otra vez esos ojos!

Son esos ojos intensamente azules los que no me dejan dormir.
Los que a mi mente acuden nada más cerrar los parpados.
Esa mirada, que me hace sumergirme totalmente en ella, que no quiera, ni pueda salir.
La que me impulsa a ir acercandome poco a poco, sumergiendome más y más en ese mar de esperanzas, en ese mar de sensaciones, en ese mar de tus ojos.
Acercandome, hasta rozar tus labios con los míos, fundirme en tu piel...
Soñar.
Soñar, eso es lo único que hago.


Nami!

2 comentarios:

  1. Soñar a veces sabe mal, te lo dice una que lo sabe bien. Yo que tú me conformaría con vivir la realidad, es más duradera.

    ResponderEliminar